Mentiras sobre Stalin: “Millones de muertos: De Hitler y Hearst a Conquest y Solzjenitsyn”

-VI-

20-01-2011

 

Es importante destacar, que las correrías al servicio del imperialismo y del fascismo de Solzjenitsyn, no terminaron en donde lo dejamos ayer.

Después de la muerte de Franco en el año 1975, el régimen fascista español comenzó a perder el control de la situación política y, al comienzo de 1976, los acontecimientos en España tomaron un carácter tal, que cautivaron la atención de la opinión pública mundial.

Huelgas y manifestaciones exigían democracia y libertad. El heredero de Franco, el actual rey Juan Carlos, fue obligado a iniciar una liberalización muy cautelosa para calmar la agitación social.

En ese momento, importante para la vida política española, aparece Alexander Solzhenitsyn en Madrid y es entrevistado en el programa “Directísimo”, el sábado 20 de Marzo por la noche, en el mejor horario televisivo (donde concurren los periódicos ABC y YA del 21 de marzo de 1976).

Solzhenitsyn, que previamente había recibido las preguntas, aprovechó la oportunidad para hacer todo tipo de declaraciones ultrareacionarias. La intención suya no fue de dar un amplio apoyo a la llamada liberalización del Rey, sino todo lo contrario.

¡Solzhenitsyn prevenía a las personas contra las reformas democráticas!

En su intervención en la TV declaro que: “110 millones de rusos murieron víctimas del socialismo”, y comparó, óigase bien, “la esclavitud a que estaban supuestamente sometidos los soviéticos, con las libertades que se disfrutaban en España”.

Solzhenitsyn acusó también de utópicos a los círculos progresistas, porque consideraban a España como una dictadura. Es decir, que según el anti stalinista furioso y agente de la CIA, Solzhenitsyn, Franco no había instaurado una dictadura en España. Los progresistas, eran toda la oposición democrática, desde liberales hasta socialdemócratas y comunistas.

Solzhenitsyn decía: “En el otoño pasado la opinión publica mundial estaba preocupada por la suerte que corrían los terroristas españoles. (se refería a los cinco anti-fascistas condenados a muerte y ejecutados por el régimen de Franco. Nota del autor MS). Cada vez más la opinión pública progresista exige reformas políticas inmediatas; no obstante al mismo tiempo apoya los actos terroristas”… Así hablaba Solzhenitsyn, y continuaba diciendo “Los que quieren reformas democráticas rápidas: ¿saben acaso lo que sucederá mañana y pasado mañana? España podrá tener democracia mañana, ¿pero pasado mañana? ¿se puede evitar caer en el totalitarismo después de la democracia? Eso es peligroso”

Ante las cautelosas preguntas de los periodistas, de si acaso esas, sus declaraciones, no podían ser vistas como un apoyo a los regimenes en donde no existía la libertad, Solzhenitsyn, descaradamente respondió: “Conozco solamente un lugar en donde no hay libertad, y ese lugar es Rusia”.

Como se ve, las declaraciones de Alexander Solzhenitsyn en la TV española, fueron un apoyo directo al fascismo español (una ideología ultra reaccionaria que ese sujeto aún mantiene). Esta es una de las causas por las cuales Solzhenitsyn desapareció cada vez mas de los discursos públicos durante sus 18 años de exilio en los EE.UU., y unos de los motivo por los cuales los gobiernos capitalista fueron muy cautelosos en darle apoyo político total. Los capitalista están muy agradecido por haber podido utilizar a un canalla como Solzhenitsyn en su guerra contra el socialismo. Pero todo tiene sus límites, piensan estos señores. En la nueva Rusia capitalista, el apoyo del mundo occidental a los grupos políticos, es determinado pura y simplemente por las posibilidades que estos representen de hacer negocios con excelentes ganancias. El fascismo como alternativa política para Rusia, no es considerado como una política que estimule los negocios. Por eso es, que el proyecto político de Solzhenitsyn para Rusia, no tiene vigencia en lo que respecta al apoyo del mundo occidental. Lo que Solzhenitsyn quiere como futuro político para Rusia es, simple y llanamente: ¡la vuelta al sistema autoritario de los zares, ligados estos a la iglesia ortodoxa rusa!

Ni siquiera los imperialistas más arrogantes están interesados en respaldar una estupidez semejante. Para respaldar a Solzhenitsyn en el mundo occidental, existe solo la idiotez intelectual propio de la extrema derecha.

Es claro que los actores estelares de la campaña sobre los supuestos “millones y millones de presos en la Unión Soviética” lo componen nazistas, policías y fascistas.

Así tenemos al nazista Hearst, al agente de la policía Conquest y al fascista Alexander Solzhenitsyn en estos menesteres.

Conquest ha tenido el papel principal, siendo sus informaciones utilizadas por los medio de comunicación capitalista en todo el mundo, y formando incluso una escuela dentro de ciertas universidades. El trabajo de Conquest es, sin duda, un trabajo de desinformación policial de primera clase.

En la década del 1970, Conquest otorga una gran ayuda a Solzhenitsyn y a una serie de figuras de segunda categoría, como por ejemplo: al renegado físico Andrei Sakharov y Roy Medvedec. Todos ellos aparecen esporádicamente por todo el mundo como especuladores en muertos y presos, a quienes la prensa burguesa siempre pagó el precio en oro.

Pero, la realidad de los hechos fue por fin presentada y muestra la verdadera cara de todos estos falsificadores de la historia. La orden dada por Miguel Gorbachov de abrir los archivos secretos del Partido Comunista de la Unión Soviética a las investigaciones históricas, tuvo consecuencias que nadie pudo prever. Puesto que estos archivos son la mejor fuente para demostrar toda la mentira que encierran las campañas falaces de los Hearst, Conquest, y Solzhenitsyn. Eso ya lo veremos en la próxima entrega. Continuara.

Parte I

Parte II

Parte III

Parte IV

Parte V

Parte VI

Parte VII

Parte VIII

Parte IX

 

 

Volver a la Página Principal