Mentiras sobre Stalin: “Millones de muertos: De Hitler y Hearst a Conquest y Solzjenitsyn”

-VIII-

24-01-2011

 

Hay que dar por descontado que, en lo concerniente a occidente, prácticamente se montó, como es ya costumbre, un complot dirigido a ocultar los resultados de los investigadores rusos sobre el sistema correccional durante la época de Stalin, ocultando noticias de primer plano o reportajes en televisión. De ahí el supremo interés en preguntarse ¿y qué es lo que al fin al cabo dicen los informes de los investigadores rusos?

Estos informes del sistema correccional soviético del periodo de stalin, son expuestos en un trabajo de alrededor de 9,000 páginas, en el que participan varios investigadores, que en conjunto elaboraron dichos informes. Los historiadores más conocidos son los rusos V. M. Zemkov, A. M. Dougin y O.V. Xlevnjuk. Sus trabajos comenzaron a publicarse en Occidente 1990, y concluyeron prácticamente en Rusia en el año 1993.

Los informes de los investigadores llegaron pues a conocimiento de Occidente. Se publicaron, en la revista de Francia L´Histoire (para septiembre de 1993). Por igual se publicaron en los Estado Unidos en la Revista Americana de la Historia. Entre ellos se destacan las publicaciones del profesor de historia de la Universidad Riverside de California, J. Arch Getty; así como de otros pertenecientes al Instituto Francés de Investigaciones. También existen hoy en día libros sobre el tema, escritos por los investigadores arriba mencionados, o bien por otros investigadores de los mismos grupos de investigaciones.

Antes de entrar en el tema, dice el autor, que se inclina a dejar en claro, para que no haya confusiones para el futuro, que ninguno de los científicos que participaron en estos trabajos tienen una visión socialista ni comunista del mundo, muchas veces son bastantes reaccionarios. Esto lo digo para que el lector no pienses que todo esto es producto de una conspiración comunista. lo que sucede es que los investigadores anteriormente mencionados, deshacen completamente las mentiras de Conquest, de  Sozhenitsyn, Medvedev y otros, poniendo de hecho, simplemente, la honradez profesional en primer lugar y no dejándose comprar para los efectos de la propaganda imperialista y racionaría.

Tanto la Revista Francesa de la Historia, como la americana de la misma materia, esto es, de la historia, comprenden los temas más importantes a responder en esta discusión.

¿Qué es lo que era el sistema correccional soviético? es la primera pregunta; la segunda es ¿cuál era el número de presos “políticos” reales y delincuentes comunes?; tercera,     ¿cuántos muertos hubieron en los campos de trabajo?; cuarta pregunta ¿Cuántos fueron los condenados a muerte hasta el año 1953 y en especial durante las famosas depuraciones de 1937 y 38 en la Rusia de Stalin?; y, por ultimo ¿cuál era generalmente el tiempo de reclusión?

Después de haber respondido a estas 5 preguntas, ponemos en discusión las penas impuestas a los dos grupos más debatidos, cuando se trata de los presos y muertos en la Unión de Repúblicas Socialistas de la época de Stalin; siendo esos grupos, el primero, el de los kulakos, y el otro, el de los condenados en 1930 y los contrarrevolucionario de 1936 al 38.

Contestando la primera pregunta de: qué es lo que era en realidad el sistema correccional político soviético, la respuesta es la siguiente:

Después del año 1930, el sistema correccional soviético contaba con: prisiones, campos y colonias de trabajo de los Gulag, zonas especiales abiertas y pago de multas.

Las personas que eran arrestadas, generalmente eran enviadas a las cárceles comunes, en tanto se hacían las investigaciones que podían demostrar su inocencia, recuperando la libertad; o bien, eran llevadas al tribunal de justicia. En caso de ser pasado al tribunal, el acusado podía ser declarado inocente y quedar en libertad o, en caso de que fuera declarado culpable, podía ser condenado a una pena de multa, de prisión o, en casos exepcionales, a la pena de muerte.

Las multas podían ser un cierto porcentaje del salario durante un cierto tiempo. Los condenados a prisión podían ser enviados a diferente tipo de cárceles, dependiendo del tipo de delito cometido.

A los campos de trabajo Gulag iban los criminales por delitos graves (como homicidios, robos, violaciones, delitos económicos, etc.) y una gran parte de los condenados por actividades contrarrevolucionarias. Otros delincuentes con penas superiores a 3 años podían ser también recluidos en esos campos.

Después de un tiempo en un campo de trabajo, el preso podía ser trasladado a una colonia de trabajo, o bien, a una zona especial abierta.

Los campos de trabajo eran zonas muy extensas donde los condenados vivían y trabajaban bajo gran control.

Trabajar y no ser un peso para la sociedad era otra cosa evidente. Ninguna persona se lo pasaba sin trabajar. Puede ser que alguien hoy en día piense que esto es terrible, pero la realidad es así.

Existían 53 campos de trabajo y 425 colonias de trabajo Gulag, esto es en el año 1940. Estas últimas eran unidades más pequeñas que los campos de trabajo, con un régimen más liberal y con mucho menos control. Allí iban los presos con pena de prisión más cortas. Tantos delincuentes comunes como políticos trabajan en libertad, en las fábricas y en la agricultura, que era una parte de la economía de la sociedad civil. En la mayoría de los casos, el salario de esos trabajos transformaba por entero a los condenados, igualándolos a los otros trabajadores. Continuaremos.

Parte I

Parte II

Parte III

Parte IV

Parte V

Parte VI

Parte VII

Parte VIII

Parte IX

 

Volver a la Página Principal